No es por el fumar… es por el cobarde odio.


Que te jodaaaan, fumador !!

 

España, país único en el mundo en el cual la mitad de la población es piloto de fórmula uno y la otra mitad es entrenador de futbol. Bendita ignorancia la de mis paisanos (o “pais-asnos”, con perdón).

Hace casi 500 años que el mundo descubrió el mundo de la nicotina, bien es verdad que aquellos primeros cigarros eran de puro tabaco o mejor dicho tabaco puro, sin papel ni filtro contaminante.

Este actualmente llamado ‘vicio, enfermedad’ fue exportada al resto del mundo desde Inglaterra, donde un aristócrata imitó a los americanos en su salón mientras su criado le echaba un cubo de agua encima pensando que “el señor se estaba quemando vivo”. Así fue esa primera ‘fumada’ en el mundo occidental. El resto, paparruchas.

Este hábito tuvo en sus inicios del pasado siglo muchos defensores de la clase o élite médica que en sus visitas a los enfermos hospitalizados, solían entrar con un cigarro en la boca: “es que la nicotina evita el contagio de incluso las peores enfermedades”, es lo que decían y la ciencia lo ha demostrado: la nicotina es veneno para todos, incluso los virus. Otra cosa es que el humo pueda jodernos además los pulmones, como es más que lógico y demostrado. Ante esto, no hay excusa posible.

Como tampoco hay excusa por parte de los no fumadores de no reconocer que en cuanto una imberbe ministra ha dado el pistoletazo de salida para la inquisición talibán de los no-fumadores, les ha dado el exalte, la histeria y el exabrupto fácil en cuanto atisban a través de sus ‘sanas lentes’ a alguien con un cigarro o cigarrillo en la boca: Válgame Santa Ecología,  ANATEMA, gritan ahora de forma desaforada estos neo-talibanes del pitillo.

Y ante esa estúpida decisión de una imberbe que en su vida a pegado un palo al agua, crean historias y mentiras para excusarse en realidad, de que una importante mayoría son lo que son: unos ineptos sociales liberticidas que andan deambulando por las calles de España enarbolando la bandera de la discordia. No, amigos mios, parece que ser que no tenían suficiente con que los que fumamos estuvieramos restringidos a determinados locales, dentro de zonas ‘de exclusión social’ o que sin rechistar para nada evitásemos el fumar en espacios cerrados como administraciones, transporte colectivos, etc. Todo y cuando desde luengo tiempo, se había fumado en todos esos sitios pero que las más de las veces, la educación que antes se enseñaba (no la de ahora) evitaba que uno sacase el cigarrillo (en los autobuses había hasta carteles en tiempos de Franco que prohibían “fumar, escupir, decir palabras soeces y hablar con el conductor”, pero de esto no se acuerdan…).

Y en esa primera ley ‘antitabaco’ (o antifumador, que no es lo mismo) no pasó nada: los hosteleros modificaron sus locales (de más de 100 m2) invirtiendo una importante cantidad de dinero para ello y sin ayudas de ningún tipo, esperando que a largo plazo, dicha inversión pudiera ser recuperada. Pero ahora la imberbe, les ha fastidiado la amortización por su “quítame allá ese humo”. Pobre…

El problema es que no esperaba nadie que esa jovenzuela de treinta primaveras (época del capullo… de rosa, claro) levantase el dedo y proclamase a los cuatro vientos aquello tan querido por el dictador Chávez: EXPROPIESE, pero a la española: JODASE.

No amigos mios, no es por el hecho de fumar por el que se nos persigue y se niegan no ya derechos heredados si no la libertad: es por el odio que les reconcome las entrañas de que hayamos muchos que defendamos nuestra libertad de forma directa y sin tapujos.

Es odio y envidia lo que nos tienen los talibanes del pitillo ya que ellos, los ‘sanotes’ tendrán perfecto su nivel de colesterol pero no su nivel de libertad y respeto mutuo.

En España la mitad es piloto de fórmula uno y la otra mitad entrenadores de futbol.

Aunque realmente la mitad son cobardes liberticidas y la otra víctimas de una imberbe.

Saludos.

JULIUS

 

P.D: En el anterior post puse y demostré que lo de la ‘salud’ es una falsedad enorme: es más peligroso comer que fumar. Además, se que no todos los no-fumadores son así… pero hay una mayoría queeee… en fin.

Anuncios

2 comentarios to “No es por el fumar… es por el cobarde odio.”

  1. Jajaja, un buen artículo, de los que me gustan: corto, resumido y directo.

    Hace ya muchos años que estoy convencido de que “somos monos”: desde el momento en que una sociedad se preocupa más de si menganita se acuesta con fulanito (y lo ven en directo) que no de los problemas reales de la sociedad (y que les incumbe más que no un absurdo programa basura)… es que no tenemos remedio.

    Y así las cosas, los de arriba se aprovechan al ver que, esta sociedad permanece embobada delante de la “mierdavisión”.

    Ni Franco lo habría hecho mejor…

    Saludos.
    JULIUS

En breve se publicará.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: