Archivo para noviembre, 2010

Tempus ¿fugit o non fugit?

Posted in INVESTIGACION with tags , , , , , on 15 noviembre, 2010 by mysteryland

 

(PRIMERA PARTE: INTRODUCCION A LA IDEA)

Según las múltiples enciclopedias, el ‘tiempo’ a nivel cronológico y físico no es más que el espacio entre dos instantes que siguen la llamada flecha del tiempo y cuya base es la causalidad.

 Esto a nivel resumido porque si nos paramos a leer la ingente cantidad de estudios, trabajos, tésis, hipótesis, etc. que se han escrito a lo largo de la historia de la Humanidad, poremos comprobar que aún hoy en dia no tenemos ni idea de lo que es el tiempo en sí.

 Y en parte, es por culpa nuestra el no saber aún lo que es el Tiempo.

 Muchos direis que como me atrevo a decir semejante tontería, otros sencillamente pasareis página y con una sarcástica sonrisa pensareis ‘mucho, mucho… pero nada, nada’.

Y creo, que os equivocais en vuestra apreciación y vereis porque.

Tras haberme leido estos dias muchos trabajos de todo tipo e índole acerca de lo que los filósofos, metafísicos, pensadores, astrofísicos, etc., han dicho y escrito sobre el tema, ninguno de ellos se ha planteado de forma seria la siguiente pregunta: quien fue creado antes ¿el hombre o el Tiempo?.

Bajo mi punto de vista todo fue a un mismo momento y vereis el porqué (ojo: no es corto el trabajo… ya me conoceis).

Todo lo que vemos puede ser subdividido hasta el punto más ínfimo  que no puede ser más reducido, tanto lo material como lo abstracto (como lo és el Tiempo). Y para mi no sirve el que me hablen del átomo, más que nada porque en su momento se creó la llamada Física Cuántica, en la cual los corpúsculos, su comportamiento, su posición y su ‘forma’, son del todo ilusorios aunque reales,  probabilísticos como diría Schroedinguer o Planck aunque efectistas.

Claro está que como en toda teoría basada en el análisis científico, la posibilidad de que exista un Ser Supremo está fuera de su estudio. Y también creo, que se equivocan.

Si os parece podemos comenzar desde el principio (cosa harto compleja, la verdad).

Si dividimos la materia hasta su menor parte posible y que sea físicamene detectable, veremos que podemos llegar al átomo con sus neutrones, protones y electrones. Pero a su vez dicho átomo está compuesto por los antes dichos ‘componentes’ los cuales existen porque “están” y se comprueban sus efectos y de ahí que no haya dudas de su realidad.

Pero esos componentes del átomo por el solo hecho de existir, deben de estar compuestos por ‘algo más’ que la Ciencia ha teorizado a base de fórmulas matemáticas, sin haber podido comprobar de forma física su existencia. Solo se han comprobado efectos en los aceleradores de partículas sin conocer en realidad la ‘causa’ que los produce (son todo teorías, no nos equivoquemos).

En la física cuántica se nos habla de quantos, materia exótica, muones, spins, taquiones, etc., que además, derrumban las bases de no pocas teorías comprobadas de la física clásica (léase Newtoniana). Entonces, si en su momento se comprobaron dichas teorías, ¿Cómo es que ahora resultan cuasi imposibles?. Sencillo: se rebate una teóría… con otra.

Por ejemplo: según la Teoría relativista de Einstein, nada puede ir más rápido que la luz ya que su masa tendería al infinito. Pero para la cuántica… los taquiones sobrepasan la velocidad de la luz. ¿Y como lo arreglan?, fácil: los taquiones… carece de masa, son solo energía en otro nivel (¿Cuál?).

Menuda gilipollez !!

Como no entra en sus parámetros de trabajo, deciden ‘acoplar’ los componentes de la física, del Universo, a su “stablishment mental”.

Y se acabó.

Pués bién, ahora va de verás: ¿cuál es la partícula indivisible del Tiempo?¿la que da origen al mismo?.

Toda materia está compuesta de átomos, y los átomos de sus componentes, y sus componentes de quantos, muones, taquiones, etc., y estos a su vez… ¿de qué?¿de teorías imposibles de comprobar? –al menos al nivel en el que estamos-. Pero vayamos a analizar la relación entre materia-energía-Tiempo.

Si entendemos que el Tiempo es el espacio entre dos sucesos causales, hemos de pensar que todo lo que exista dentro de ese espacio causal está afectado por el Tiempo, ¿no?. Y eso quiere decir que todo lo que compone esa materia dentro del Tiempo está supeditado al mismo ya que es inseparable el uno –el Tiempo- de los otros –los componentes de la materia o energía- pués no puede una parte de la materia quedarse fuera de una secuencia causal ya que el resultado (efecto) sería dejar de existir.

Por lo tanto la pregunta siguiente es lógica: ¿hay tantas partículas de Tiempo como de materia-energía?¿es igual de divisible el tiempo que la materia?. Mi respuesta es que SI ya que de lo contrario una parte de la materia dejaría de existir al no seguir la relación causa-efecto que crea el Tiempo o secuencia temporal.

Asi las cosas, podemos pensar que materia y Tiempo están íntimamente unidos y son por lo tanto inseparables el uno del otro, con lo cual llegamos a ver que el inicio de ambos es exactamente el mismo (¿Tiempo sin materia-energía y viceversa?… imposible).

Tras este pensamiento estaba cuando llegué a la conclusión de que tanto el Tiempo como la materia deben de tener una misma partícula inicial, a partir de la cual se generan ambas (materia-tiempo) y eso quiere decir que todo parte de UNA sola partícula que tal vez se subdivide, fracciona, en dos idénticas en nacimiento pero distintas e inseparables en su existencia.

A su vez, estas dos partículas son capaces de generar otras que llevarán sus ‘genes’ hasta el límite, por lo cual podemos pensar que esa partícula inicial bien puede ser la teorizada y buscada ‘Partícula de Dios’, llamada ‘Bosón de Higgs’.

Así tenemos que de una partícula “físico-temporal” han nacido todas las otras, el Universo entero manteniendo unidas esas dos partes (tal vez simétricas) de materia y Tiempo.

En el Universo todo está en movimiento a todo nivel y escala. Y eso es porque todo lo que compone el Universo, lleva incrustada la parte del Tiempo en su mínima partícula, de lo contrario todo estaría estático o mejor dicho: no existiría. La energía, por poca que sea imprime movimiento a sus partículas y sub-partículas y el movimiento es un desplazamiento y esto implica un origen y destino y a su vez nos obliga a pensar que es una causa-efecto, puntos estos que solo pueden ser realizados y controlados por el Tiempo, que puede medir las posiciones –por probablísticas que sean- de cada partícula del Universo a lo largo del movimiento que tiene, por poco o casi inexistente que fuera.

Donde hay movimiento hay Tiempo y viceversa.

Por lo tanto hemos llegado al límite del tamaño o existencia de una partícula: el “Timerion” (de ‘Time’= tiempo) en la cual se unen a partes exactamente iguales la energía y el Tiempo, los cuales en combinación con otros ‘timeriones’ darán lugar a partículas de mayor tamaño hasta llegar al infinito en tamaño pero con la misma cantidad de Tiempo en todos sus componentes (1er Principio: El Tiempo tiene la misma cantidad de Energía y viceversa).

Pero nos viene ahora otra pregunta: si en el Timerión hay una parte de materia-energía, ¿está compuesta esa parte de otra división de Tiempo?. Lógica pregunta y mi respuesta no lo será tanto: NO.

Ese es el problema: esa parte de materia-energía del Timerión no puede ser física, no puede ser medible, en definitiva no nos pertenece a nosotros.

Esa es la parte del secreto: esa parte de energía debe ser de Dios.

Dios y Tiempo son la base del Universo.

Es por eso que todos y todo es Creación de Dios.

Y la Energía es en realidad, la resultante de que Dios crease este Universo con todos nosotros dentro.

Pero en realidad ya lo sabíamos, lo dicen las Escrituras: todos llevamos el hálito de Dios en nuestro interior.

Y ese hálito que lleva toda la Creación amigos mios, es “Cronos”: Dios y Tiempo al unísono.

Saludos.

JULIUS