Archivo para marzo, 2010

Siguiendo a un chivato

Posted in ASTRONOMIA, INVESTIGACION, SISTEMA SOLAR with tags , , , , , , on 31 marzo, 2010 by mysteryland

Orbitas y posiciones del 'chivato' Sedna.

 

Tras ver que los cometas del tipo Sungrazers de cualquiera de sus familias correspondientes, están más que controlados por los centros astronómicos y ninguno de esos meteoritos puede cruzar la órbita terrestre (gracias por el pdf, Jorge), creo que es más interesante el controlar las posibles variaciones orbitales de los llamados ‘planetoides’ como el Sedna.

 Esto es así porque son esos los cuerpos que pueden actuar de chivatos de la presencia –lejana o cercana- de un objeto masivo que pueda estar orbitando los confines de nuestro Sistema Solar, pués su menor tamaño y órbitas muy excéntricas, los hace más propensos a poder ser cambiados en algún punto de su trayectoria.

 Sabemos ya que hay astrofísicos y astrónomos detrás de la pista de este planetoide, no tanto para conocer sus características físicas si no más bien, sus variaciones orbitales. No en vano ha habido algun aviso alarmsta de su posible trayectoria ‘directa’ hacia el interior del Sistema Solar, pero sin haberse dado datos reales y contrastables.

 Ahora os copio de la wikiwiki los datos de dicho planetoide, para tener una mejor información del mismo o al menos, datos contrastados:

 Sedna tiene una órbita elíptica alta cuyo afelio se calcula en 850 UA y cuyo perihelio es de unas 76 UA (±7 UA). Actualmente se encuentra a unas 90 UA del sol y se aproxima a su perihelio (como referencia, la distancia promedio de Plutón al sol es de unas 40 UA). Su órbita es de unos 10.500 años. Se cree que la rotación de Sedna tarda aproximadamente 40 días. La excentricidad de la órbita es de 0,857 asemejándose más a una órbita cometaria que a una planetaria. Sedna se aproxima lentamente a su perihelio, al que llegará hacia el 2076. Su periodo de revolución es de 13.02 años.

Sedna tiene un diámetro estimado de entre 1180 y 1800 km.

Demasiado lejano para considerarlo objeto del Cinturón de Kuiper, los descubridores alegan que Sedna pertenece en realidad a la Nube de Oort, aunque está mucho más cerca de lo esperado para ser objeto de la Nube de Oort. Está tan lejos del sol que la temperatura nunca sube de los –240 °C. El sol se ve tan pequeño desde Sedna que se podría tapar por completo con la cabeza de un alfiler, según Brown.

Por la enorme distancia que le separa del Sol durante casi todo el recorrido de su órbita, no es posible que algo de la escasa luz solar que recibe, llegue siquiera a iluminar su superficie. Difícil sería imaginar este mundo oculto en una enorme desolación y una oscuridad eterna donde nada es visible para el ojo humano.

Sedna es en definitiva el objeto más grande encontrado en el sistema solar desde el descubrimiento de Plutón en 1930. Brown, junto con el Dr. Chad Trujillo del Observatorio Gemini, Hawái, y el Dr. David Rabinowitz de la Universidad de Yale en New Haven, Conn. , encontraron al objeto tipo-planeta, o planetoide, el 14 de noviembre del 2003.

Sedna fue observado con el Telescopio Samuel Oschin en el Observatorio de Palomar cerca de San Diego, California, y fue observado días después en telescopios desde Chile hasta España, Arizona y Hawaii. También el Telescopio Espacial Spitzer de la NASA, ha podido observar este objeto determinando que el diámetro de Sedna es probablemente cercano al 75% del de Plutón.

En observaciones efectuadas desde Chile, afirman que es uno de los objetos más rojos del sistema solar, aproximadamente tan rojo como Marte[cita requerida]. La temperatura de su superficie nunca subirá de los –240 °C, y con un diámetro estimado de 1980 km. Durante un tiempo ostentó el título de mayor objeto transneptuniano (TNO) conocido después de Plutón y le siguen (50000) Quaoar, (28978) Ixión y (20000) Varuna. Pero el 29 de julio de 2005 se descubrieron cuerpos mayores incluso que Plutón, tales como Eris.

Combinando los datos disponibles, se calculó el tamaño de Sedna en un punto medio entre Plutón y Quaoar, un pequeño planetoide descubierto por el mismo equipo en el 2002. La órbita elíptica de Sedna no es parecida a nada visto anteriormente por los astrónomos. Se asemeja a las órbitas predichas para objetos que se encuentran en la hipotética nube de Oort, una reserva lejana de cometas.

Por su frío y su distancia, se le dio el nombre de Sedna, deidad inuit del mar, quien se creía vivía en las profundidades gélidas del Océano Ártico.

El descubrimiento de Sedna volvió a plantear el interrogante de cuáles objetos astronómicos deben considerarse planetas y cuáles no (ya se planteó con motivo del descubrimiento de Quaoar). Aunque el 15 de marzo de 2004 varias agencias de noticias reportaron que se ha descubierto el décimo planeta, siempre se antojó remoto que Sedna fuese calificado de planeta; de ser así, la justificación de la clasificación de Plutón como planeta se volvió más cuestionable. El 24 de agosto de 2006, no obstante, la Unión Astronómica Internacional redefinió en Praga lo que debe entenderse por planeta y Sedna quedó clasificado junto a otros objetos transneptunianos como candidato a planeta enano.

Sedna se acercará a la Tierra en los años venideros, pero aún en su máximo acercamiento, dentro de unos 72 años, estará muy lejano, mucho más que Plutón. Después comenzará su viaje de regreso de 10,500 años a los confines del sistema solar. La última vez que Sedna fue vista tan cerca del Sol, la Tierra estaba saliendo apenas de la última era glacial. La próxima vez que regrese, el mundo puede ser un lugar completamente diferente.

Hay muchos más datos de este cuerpo en diversas tesis doctorales así como en investigaciones de astrónomos y astrofísicos.

 ¿Puede darnos una pista este planetoide acerca de la existenca y aproximación de el famoso ‘Nibiru’?.

 Saludos.

JULIUS

Anuncios

SOL, COMETAS Y MAS RAREZAS ACTUALES

Posted in ASTRONOMIA, SISTEMA SOLAR with tags , , , , , on 27 marzo, 2010 by mysteryland

COMETA DEL 12 DE MARZO

 

 

Abro este post para poder comentar de forma mantenida el tema de los últimos eventos solares que hayan así como de cometas y asteroides que puedan dar que hablar, bien por su proximidad o bien porque han sido vistos en ‘pleno descenso’…

Todo lo relacionado con estas cosas, iran poniéndose aquí.

Saludos.
JULIUS

Operación: Deep Hole

Posted in 1 on 26 marzo, 2010 by mysteryland

...una magnífica soledad.

La velocidad de bajada cada vez era mayor notándose como las cinchas de sujección que nos fijaban al suelo del módulo, nos apretaban más y más hacia la plataforma donde estábamos controlando las comunicaciones con la base.

 Las paredes del tubo pasaban a altísima velocidad. La misma que tiene cualquier objeto que se deje caer desde una altura de dos mil kilómetros, pero esta vez no desde el cielo sino desde el mismo suelo.

 Nuestro viaje al centro de la Tierra acababa de empezar sin saber en realidad como terminaría. Desde luego no era como Julo Verne escribió.

 –        1000 kilómetros y bajando a velocidad constante. Presión y temperatura externa 100 bar, 200º C. -muy baja para lo que debería ser, pensé-.

 La voz del ordenador de abordo cada vez era más alarmante al indicarnos las constantes de la bajada. Mientras tanto, Alan pulsaba los botones del ordenador central para represurizar la nava a medida que íbamos bajando. Su rostro frío y tranquilo llegaba a exasperarme, era como si esa misión no fuera la primera para él, como si supiese perfectamente lo que había de hacerse a cada instante.

 –        Alan, ¿Cuánto falta para la inversión?.

–        Casi estamos en ella, cuenta que unos 10 minutos a esta velocidad. Acabo de comprobar la presión de nuestros trajes y va todo bien.

 Parecía que me hubiera leído el pensamiento: ese ‘detalle’ era del todo importante ya que, en el ambiente que íbamos a movernos, esa inmensa presión podría aplastarnos como una naranja bajo las ruedas de un camión.

 –        Vaya!!, ¿qué está pasando aquí?. Eros a Tánatos, parece que hay cambios.

 Tánatos era el nombre clave de la base central de la misión, nombre que me parecía adecuado para ellos ya que nosotros, éramos ‘Eros’. El dios de la vida y del amor griego, y ese no era un lugar muy placentero para ambas cosas.

 –        ¿Qué sucede Alan? –le pregunté algo alarmado ya que no observé nada en mi panel-.

–        Pués sucede que la presión externa está bajando y no entiendo el porqué.

–        ¿Bajando?¿como que bajando?, pero si estamos entrando en el centro del planeta, la misma debería subir en lugar de bajar. ¿Qué es lo que puede pasar?.

 Justo en aquél momento oímos la voz de la base:

 –        ¿Qué problema teneis, Alan?.

–        La presión externa está bajando muy rápidamente y ya he recomprobado la lectura con los otros dos manómetros, dándome las mismas lecturas. No lo entiendo pero hemos de pensar en igualarla en el interior de nuestros trajes o sencillamente… estallaremos en cuanto lleguemos al punto de inversión.

–        Correcto. Reduciremos la velocidad de descenso para daros tiempo a recomprobar la presión externa. Esperad órdenes.

 De repente los tirantes de sujección parecieron aflojarnos los hombros y notamos como la nave reducía la velocidad de forma muy notoria. Ahora podíamos discernir las luces del tunel de descenso sin que pareciesen un tubo luminoso. Pero ¿Cómo podía ser que la presión externa hubiera bajado tanto?¿qué nos esperaba en el punto de inversión?.

 –        Mark, reduce los hidráulicos de apriete de las compuertas, quiero comprobar las juntas ahora que podemos movernos sin peligro.

–        De acuerdo Alan. Pero no deberíamos soltarnos de los tirantes, no sea caso que..-no me dejó terminar un fuerte golpe en la parte de debajo de la nave que hizo tambalearnos dentro-.

–        ¿Y ahora que pasa? –dije sobresaltado al igual que Alan dio un notable salto justo cuando se soltaba de las cinchas-.

 Nos miramos sorprendidos y alarmados ya que temíamos que la presión interna pudiera haber reventado algúno de los sellos de contención de atmósfera de la nave. Eso podría acabar con nosotros y con la misión.

 –        Tánatos a Eros, hemos registrado una gran reducción de la velocidad y no hemos sido nosotros. ¿Podeis informarnos que ha pasado?.

–        No lo sabemos Tánatos. De repente hemos oído un fuerte golpe en la cubierta inferior y tememos que no sea un sello de contención que se haya roto por la gran diferencia de presión que hay ahora. No os lo creereis pero estamos a la misma presión fuera que la que tendríamos a un metro bajo el agua!!.

–        No puede ser Eros. Dadnos lecturas de datos externos. El ordenador de control no nos ha indicado nada de ese golpe, solo una gran deceleración y nada más.

–        Presión ahora 0’8 bar, temperatura 120º C, velocidad de descenso 200 kms/hora. TODO HA DESCENDIDO SIN PREVIO AVISO, TANATOS!!!.

 En aquel momento pensé en parar el descenso hasta que pudieramos controlar lo que ocurría. El problema era que faltando tan poco para el punto de inversión, eso era solo posible desde la base y no desde nosotros. Además, si deteníamos el descenso…deberíamos hacer el ascenso de forma manual sin control de la verticalidad por parte del ordenador central de la base ya que para ello, habíamos de romper los cables de comunicación y de seguridad de bajada, lo cual implicaba que mediante propulsión teníamos que remontar lo bajado, operación en extremo delicada y peligrosa, ya que cualqueir rozamiento con los laterales del tubo de descenso, podría destruir la nave.

 –        Tánatos a Eros: no sabemos lo que ha podido ocurrir con el tema del golpe, pero es que tampoco comprendemos ese cambio de parámetros externos, ¿podríais darnos una lectura de oxígeno?

–        Ok Tánatos: la misma proporción que en vuestro nivel, un 21%. Lo que nos preocupa es el como ha podido ocurrir que hayan bajado los otros parámetros.

–        No lo sabemos Alan. Pero si sigue así la cosa tendreis que plantearos el detener o no el descenso. Y estais a solo 15 minutos a esta velocidad, del punto de inversión.

–        De acuerdo base. Decisión a 5 minutos de llegada –contesté por el comunicador-

–        Roger. Decisión a 5 minutos del punto de inversión.

 Alan me miró sorprendido ante mi orden ya que eso rompía el protocolo de la misión al tener que tomarse tal decisión tras consultarlo ambos tripulantes. Pero no había tiempo para más decisiónes.

 –        Mark, no creas que estoy en contra de la orden dada por ti, pero podrías habérmelo consultado antes ¿no crées?. Sus ojos mostraban su enfado por mi decisión repentina.

–        Mira Alan, si seguimos bajando con estos parámetros y a esta velocidad aún tenemos tiempo en esos 5 minutos de reprogramar el ordenador de abordo para ascender de forma manual. O eso o tomamos la decisión cuando ya no podamos hacer nada.

 Alan, refunfuño pero sabía que no estaba equivocado: si llegábamos al punto de inversión, el sistema es automático y no permite volver atrás a la nave, desconectando todos los sistemas de comunicación por cable y los tensores de seguridad de descenso, iniciándose el volteo de la nave junto con la plataforma y cerrando encima nuestro, el tubo de ascenso sin que pudiéramos hacer nada para detener la secuencia.

 Cuando la voz del ordenador de abordo nos indicó los cinco minutos de arribo al punto de inversión, decidí seguir adelante al no haber habido mayores variaciones en los parámetros y ninguna pérdida de presión en la nave. La temperatura de hecho, bajó hasta los 60º C y la presión se mantenía. ¿Porqué?, no lo sabíamos.

 –        Eros a Tánatos: proseguimos al punto de inversión. Todos los parámetros son correctos, demasiado correctos para ser verdad, pero los hemos comprobado con todos los sistemas auxilares dándonos el mismo resultado: presión 0’8 bar, temperatura 60º C, velocidad 200 kmh.

–        Roger Eros. En el punto de inversión cerramos comunicaciones por cable y control de telemetrías. Iniciar los transponders en cuanto se cierre el tubo.

–        Roger Tánatos. Inicio secuencia automática de desenganche.

–        Roger… y buena suerte.

–        Gracias base. Suerte Para todos.

 De golpe, la nave se detuvo y oímos los explosivos que cortaban los cables de comunicaciones, telemetría y de ascenso. Estábamos en esos momentos solos. Mientras tanto, notámos como ‘algo’ nos tiraba hacia arriba, como si estuvieramos cayendo desde la cabina hacia el techo de la nave.

Estábamos en el punto de inversión de la gravedad y en cuanto se cerrase el tubo de ascenso, la plataforma giraría 180º hacia abajo para iniciar nuestro ‘despegue’ hacia el punto de llegada en la superficie cóncava de nuestro planeta.

 Los cables de sujección de la nave se desprendieron para así poder iniciar la secuencia de despegue de la nave hacia el interior de la Tierra.

 El tramo que deberíamos volar en vertical era de unos 500 kms hasta que llegásemos al nivel del suelo interior. La velocidad de ascenso podía ser controlada al 100% por el ordenador de la nave y nuestra única preocupación sería solo de regular la atmósfera interior nuestros trajes y de la nave, a pesar de que sabíamos que los parámetros externos no eran peligrosos para nosotros ni para la nave.

 Alan encendió los propulsores magnetohidrodinámicos y sentimos como el cuerpo nos tiraba de nuevo hacia el suelo con más fuerza aunque de forma soportable y constante.

 Ninguno de los parámetros parecían cambiar y cada vez estábamos más sorprendidos por este hecho que en ningún momento se registró ni en el momento de la construcción del tubo ni por supuesto, en los cálculos de los científicos de la misión.

 La nave ascendía a buen ritmo, unos 300 km/h lo cual hacía que el viaje durase casi dos horas, utilizando ese tiempo para repasar todos los puntos de la misión y el instrumental que debíamos utilizar.

 Alan parecía más relajado ya que no teníamos que controlar el rumbo ni la trayectoria de la nave: todo lo hacía el ordenador de abordo y eso nos permitía estar más libres. Pero me preocupaba que siguiera molesto por mi orden anterior.

 –        Alan, ¿Cómo vas?

–        Bien, no pasa nada si te refieres a lo anterior. Solo que la próxima vez mejor me consultas también. Tenemos el mismo cargo en esta misión y no es por cuestiones de mando, es sencillamente que me siento más seguro si veo que confías en mi.

–        De acuerdo Alan, así lo haré. No te preocupes. Por cierto, ¿Cuál de los dos será el primero?…

 Alan se sonrió, pués ya sabíamos que sería el que hubiera escogido la base. Eso estaba dentro de un sobre sellado que debíamos abrir los dos. Y eso es algo que o es bueno o es terrorífico, todo depende de lo que nos encontremos allí ‘abajo’.

 –        Espero que seas tú, Mark. No me gustaría tener problemas con cualquier habitante posible que nos encontremos allí.

–        Jajaja… según los científicos, no hay nadie aquí abajo. Aunque de todos modos y tras haber tenido ya una sorpresa nada esperada, no me extrañaría que estuvieran equivocados.

–        Pués por eso Mark…por eso…jajaja.

 –        Diez mil metros a superficie –nos indicó la voz del ordenador-. Iniciación de aumento de potencia.

 –        Sujétate Mark, esto será divertido. Paso a manual en cuanto salgamos del tubo.

 La nave a los 30 segundos aumentó la potencia de los motores con el propósito de que saliéramos del tunel vertical a la velocidad suficiente para poder realizar el aterrizaje desde una altura de unos cinco mil metros para buscar un lugar adecuado donde posar la nave.

 Salimos despedidos del tubo a más de 500 kms/h, levantando una gran nube de polvo en la superficie, no permitiéndonos ver el suelo hasta que llegamos a los cinco mil metros de altura.

 Fue entonces cuando la sorpresa se mezcló con el miedo: estaba todo iluminado y absolútamente desértico. El color del paisaje era gris, como el que se vió por televsión cuando alunizó el primer Apollo. En este momento comprendí lo que dijo Buzz Aldrin al respecto de la Luna.

 –        Altura de navegación manual alcanzada. Mark, te toca.

–        Roger. Agárrate fuerte Alan, quiero dirigir la nave hacia ese punto a la izquierda de nosotros. Iniciando retrocohetes.

–        Iniciando secuencia de seguridad.

 Tres mil…dos mil… mil metros de altura, la nave se dirigía al punto escogido de forma rápida y sin sobresaltos. Quinientos metros… -iniciando frenada lateral y descenso-.

 El módulo se posó en medio de una gran nube de polvo y al final, cuando contactó físicamente con el suelo, oímos con claridad como se retraían los trenes de aterrizaje de la nave. Tal vez, menos de lo que pensamos.

 –        Motores apagados. Nave segura. Datos externos normales, iguales a los anteriores.

–        Roger Alan. Apaga el sistema de seguridad y marca nuestra posición en los transponders para la misión. A ver si hay suerte y nos captan ahora.

 La soledad del paisaje era inmensa, infinita. Todo era gris claro, iluminado y sin saber de donde veía esa luz, nos temíamos que la misma fuera producida por reacciones nucleares en determinados materiales de esa ‘nueva tierra’, aunque nuestros trajes estaban preparados para ello, no sabíamos en realidad si esa posible radiación podría afectar a la nave y a nosotros. Todo dependía de la potencia que tuviera, auqneu por el momento, los sensores no indicaban radiación alguna.

 Estábamos emocionados al ser los primeros en llegar al sueño de Verne: estábamos en el centro de la Tierra… y vivos.

 (FIN DE LA PRIMERA PARTE).

(NOTA. LAS IMAGENES QUE SALGAN EN ESTE POST SON TODAS REALIZADAS POR JULIUS Y OS LAS DEJO LIBRES DE USO, SIEMPRE QUE PONGAIS EL ORIGEN.)

Copyright-JULIUS-2008

Porqué no creo en la Atlántida tal y como la venden.

Posted in DESCUBRIMIENTO DE AMERICA, EXOARQUEOLOGIA, INVESTIGACION, MENTIRAS with tags , , , on 25 marzo, 2010 by mysteryland

Y mira que lo he pensado y estudiado, pero...

Mucho tiempo he estado pensando en el tema e inlcuso investigándolo a través de multitud de libros, escritos, documentales y demás tipos de información. Mucho se ha escrito a lo largo de este siglo pasado acerca del tema de la ‘isla-continente’ que Platón, en sus diálogos del Timeo y Critias nos escribió.

 Yo con esto, quiero decir que hace años también estaba convencido de la existencia histórica de esa isla de Atlántida, pero ya no y os explicaré el porqué en este texto que tal vez sea extenso, pués el tema se lo merece.

 Decenas de personajes, a cual más extraño o pintoresco, han estado persiguiendo a lo largo del océano Atlántico y países que lo limitan, los restos de esa isla hundida en un dia aciago para sus supuestos habitantes, sin encontrar siquiera un resto del mito atlante. Solo restos de otras culturas desconocidas y de las cuales el tiempo ha hecho borrar su nombre y que muchos de esos han querido ver e incluso ‘forzar’ a que los mismos fueran de la Atlántida.

 Si o sí… pero no.

 Con el tiempo, me he convencido de que Platón, en realidad, se inventó la historia frente a sus amigos en un cuasi concurso de desarrollo político o filosófico. Y esa historia, la cual dice basar en lo experimentado por Solón en su viaje a Egipto y de la que dice en sus diálogos, que tiene los escritos que aprendió de joven (esto lo dice Critias, no Platón, el cual no aparece en ningún momento con su nombre a lo largo de los diálogos ya que es en realidad el autor de los mismos). Pero ¿Dónde están esos escritos de Critias?, siendo Platón el autor de la obra, debería de tenerlos él pero nunca, jamás han aparecido. Ni siquiera en textos egipcios aparece dicha isla o lo explicado por el sacerdote de Says.

 Varios han sido los autores que han dicho que el viaje de Solón a Egipto nunca fué cierto basándose en ciertas inexactitudes que salen en determinadas obras clásicas. Yo personalmente, y habiendo leído textos acerca del legislador Solón, creo que si que estuvo en Egipto pero que no le dieron esa historia atlante bajo ningún concepto, porque nunca ha existido, al menos como dicen que se lo contaron a Solón o este a su sobrino. (Solón estuvo en Egipto por petición de Creso al saber de su sabiduria en temas políticos).

 Pero sigamos el tema sin desviarnos en exceso ya que es jugoso y extenso.

 ¿Cuándo comenzó el tema de la Atlántida a nivel social?, esa es la primera pregunta que deberíamos hacernos ya que, fue en el siglo XIX cuando se le dio pábulo al tema, justo en un momento en que renacía cierto ‘romanticismo’ literario en el cual se buscaban ciertas explicaciones a los sentimientos a partir de crear mitos que enlazasen al hombre, con antiguos heroes y dioses. Fue en esos momentos en que comenzaron a buscar enlaces sanguineos con los heroes homéricos a raiz de los descubrimientos de Troya por parte de Schliemann: desde reyes hasta burgueses, todos ellos creían tener algo de ‘sangre troyana’ en sus venas.

 Luego, la cosa acabó y se pasó a revivir el tema de la Atlántida, tema este que en su momento (siglos V al III a.C.) ya comentaron, estudiaron y tocaron diversos filósofos griegos en los cuales demostraban o contrademostraban la realidad o mito de lo escrito por Platón. Lo mismo pasó en el siglo XIX con el génesis merovingio: hasta Napoleón decía serlo y descender de María Magdalena…

 Y al ver que nunca hubo un ‘quorum’ al respecto, se dejó abandonado el tema como una lección filosófica acerca del como debía ser un país o república, tal y como escribió su autor en otros libros.

 Muchos han analizado el escrito en el griego original e incluso las diversas traducciones del latín, buscando resquicios –forzados las más de las veces- en los cuales la lógica no pudiera penetrar y arruinar una romántica historia de una idílica sociedad. Y así siguen muchos: vendiendo excavaciones ‘a precios de escándalo’ con la ventaja de que no aseguran descubrir nada. Y tal vez por esto, nadie invierta en sueños y menos en estos tiempos.

 Porque, ¿qué esperan hallar en un posible descubrimiento de la Atlántida?¿oro, plata y joyas?¿fama?, ¿en realidad esperan que si encuentran algo, tras 11.000 años ‘hundido en el mar’ podrá tener valor económico o poderse confirmar nada de su origen?. Están equivocados si esperan que bajo el mar –como suponen está- tras tantos milenios, pueda existir algo que no sea piedra de basalto o de otro material y en estado perfectamente irreconocible.

 Pero es que además, parece que la gente no quiera leer todo lo que en esos diálogos de Platón se expone, creo que se saltan ‘lo que no interesa’ como por ejemplo que, nunca pudo enfrentarse Atlántida alguna a los griegos atenienses porque en esos tiempos de milenios… aún no existían. Y esto solo de entrantes…

 Por otra parte, la imagen que se da de Atenas, es la de una Atenas mítica e idílica, justo la Atenas que ya no era en esos momentos platónicos y que dicho filósofo tanto criticaba (Critias…crítica… pensad, pensad). No hay conocimiento alguno de que dicha ciudad fuera tan enorme como dice que era en sus textos Platón. De hecho, no hay evidencia arqueológica ni geológica contrastable sobre ello. Y esto… de segundo plato.

 En ese enfrentamiento bélico de los atlantes ‘contra el mundo europeo’, nos dicen que ‘dominaban a todos los paises ribereños a su isla’, Europa, Egipto, etc… incluyendo Atenas –que no existía en esos tiempos-, claro. Y de golpe, sin razón aparente alguna, los griegos se unen en confederación y le presentan cara a los atlantes… ¿porqué?¿qué pasó?, pués dicen que ‘la ambición de poder de Atlantis y de conquista del mundo’… pero ¿no eran ya dominadores de todo?, que querían ¿redominar al ya dominado?, incomprensible.

 Luego de muchas ‘batallas’ en las cuales siempre ganaban los griegos, que a la sazón eran menos y peor preparados ya que nos dicen que Atlantis era la más superior en todo al resto del mundo, los aliados de los griegos se esfuman quedando los helénicos ‘más solos que la una’ frente a la mayor potencia bélica de todo el mundo conocido…

 Y justo, cuando a los griegos les iban a dar hasta en el carnet de identidad, acontece el terremoto que ‘se llevó a los atenienses a las profundidades de la tierra’ y a los atlantes se les hunde la isla… joer… justo ‘a tiempo’ de no tener que decir Platón ‘que los griegos recibieron ostias hasta en la sopa’.

 Pero ¿Por qué no se busca ‘el terreno’ donde supuestamente están enterrados los griegos?, se supone que será más fácil ¿no? y eso confirmaría la realidad de esas batallas helenico-atlantes,  pués es más fácil la detección de algo bajo suelo que no en las profundidades del océano.

 Porque supongo que si encuentran esos restos griegos, se confirmarían esas ‘batallas’ contra los atlantes y entonces sí que habría un mayor interés en este tema por parte de la gente o incluso instituciones, para invertir dinero en cualquier exploración.

 No amigos mios, no creo en la existencia de esa Atlántida, pero en lo que si creo es en que hubo en nuestro remoto pasado, una cultura –o varias provinentes de un mismo tronco- que eran mucho más avanzadas que las antiguas que nos han dado a conocer los arqueólogos. Unas culturas que por las razones catastróficas periódicas que sufre nuestro planeta, se aniquilaron, pero tal vez imprimieron su huella en otros pueblos más atrasados y los cuales fueron supervivientes de esas catástrofes y que a su vez, transmitieron ciertos conocimientos ‘especiales’ de generación en generación hasta llegar lo suficientemente distorsionados para que sean irreconocible y por lo tanto sean tomados hoy en dia como leyendas y mitos.

 Algunos direis que se detalla mucho la estructura de la Atlántida como para ser ‘falso’, pero yo os contestaré que, no por mucho detalle se hace real una historia. Mirad el Quijote, más detalles de todo es imposible, y en cambio…

 Pero todos estos mitos, tienen un trasfondo real que por lo antes comentado, ha sido transfigurado, cambiado, corrompido hasta que parece inverosimil y que carece de información importante para nosotros.

 Esas culturas desarrolladas en la antigüedad, son para mi punto de vista y conocimiento, antediluvianas, anteriores al “último diluvio” habido hace unos 12.000-16.000 años atrás y del cual tenemos huellas a nivel geológico, se pongan como se pongan los arqueólogos y geólogos actuales. Ahí están, a la vista de todos los estratos de sedimentación imposibles sin diluvio, las formaciones ‘inmediatas’ de carbón y petroleo, la fosilización instantanea de millones de animales y algún que otro ser humano.

 Tenemos historias de gigantes que en determinados momentos de la evolución de nuestro planeta, bien pudieron existir hasta épocas recientes (léase ciertos libros sagrados así como descubrimientos que los científicos han preferido volver a enterrar).

 Con respecto a las culturas mesoamericanas cabe decir que, en estudios realizados desde mediados del siglo XX, se han descubierto muchas relaciones socio-culturales y religiosas con las culturas orientales de China. Recomiendo la lectura del libro de Donald A. Mackenzie, “América Precolombina” en el cual se detalla perfectamente todo lo descubierto en México, Perú, Bolivia, etc., y que relaciona muchos aspectos culturales aztecas, mayas e incas con los chinos y budistas.

 Todo y pensando que, eso representa una pequeña parte de lo que ya sabían esas culturas americanas y que les fue transmitido por sus ancestros, los cuales a su vez les fue relatado por los suyos anteriores a ese cataclismo.

 La Atlántida para mi, es un mito con el cual se quiso mostrar una sociedad perfecta que por culpa de su ambición, acaba siendo destruida, sea por los dioses en esa época o bien por la Naturaleza en la nuestra.

 O por el mismo pecado: la ambición y amoralidad de los súbditos de este mundo.

 PREGUNTAS ESPERANDO RESPUESTA SOBRE LA ATLANTIDA

 Si no existía aún Atenas…¿de donde sacó la historia de que ‘existía Atenas’ el sacerdote de Says?¿de donde se lo sacó?, porque si ahora sabemos que en esas épocas que dicen no existía ni el imperio griego, es que en tiempos de Solón tenían que saberlo por carecer de escritos, entonces ¿como pudo creersela Solón sabiendo que nunca hubo tal confederación europea?.

 Si existió la Atlántida, ¿existieron entonces Júpiter, Atlas, y demás dioses y semidioses?.

 Si hubiera sido tan poderosa la Atlántida, y dominante del resto de países con los cuales parece ser tenían grandes intercambios comerciales, ¿Dónde están las monedas o registros o escritos sobre ese dominio?.

 Es sabido que los egipcios y griegos estaban enfrentados por el tema de ‘cual era más antiguo’, ¿no es ridículo ver que los egipcios no acabasen con esa pulla que les duró siglos mostrando los escritos que le enseñaron a Solón,?.

 Se han econtrado restos de construcciones circulares similares a la descrita en el Critias y Timeo sobre la Atlántida, ¿y no pueden pertenecer a culturas antediluvianas?¿cuantas Atlántidas existían entonces?¿en el Pacífico, Indico, Mediterraneo, Atlántico?…

 Los aztecas dicen venir de una isla llamada ‘Aztlan’…¿alguien se ha leido bien el Popol Vuh?, en el libro dicen que ‘venían del norte, de una tierra llamada Aztlan’, ¿la Atlántida estaba en el norte?¿hay más detalles explicados por los aztecas con respecto a su tierra?. Pues no, ni a la primera pregunta ni a la segunda. Y por eso me pregunto de donde se ha sacado esa información, porque no está en las crónicas aztecas (ni mayas, por cierto).

 ¿No es más lógico pensar que una civilización muy adelantada, vivía en el golfo de México y que un cataclilsmo acabó con la misma?, es que claro, luego se inventaron los de Mu (Lemuria) para supongo, meter dentro también a las culturas Mochica, Nazca e Inca… por la distancia de esas zonas de Sudamérica con respecto a la Atlántida y de las cuales dicen los interesados que también fueron ‘educados’ por los atlantes. Inventando Mu, se puede educar por proximidad a Sudamérica y luego, para rematar el tema, nos venden que Mu y Atlántida se autodestruyeron en una guerra. Apaga y vámonos, Mariano (esto lo dicen porque tampoco se ha encontrado nada de Mu ni de Ma).

 Según la descripción de la Atlántida, dicen que el perímetro de toda la isla acababa en el mar ‘a pico’, osea: eran inmensos acantilados por todas partes. Entonces, ¿Cómo podían entrar y salir los barcos?¿como podía subir el mar que rellenaba los círculos concéntricos?.

 ¿Dónde se desarrollaron las batallas euro-atlántes?

 ¿Por qué no hay rastro de la Atlántida en otros textos más antiguos al de Platón en ninguna otra parte del mundo?, si era tan importante y dominadora la isla atlante, debería de haber alguna información más que corroborase esa historia del Critias-Timeo, ¿no?.

 ¿Había navegación griega o mediterranea hace 11.000 años atrás?¿y trirremes?.

 ¿Cuántos años estuvo Atlántida al frente del mundo mundial?.

 ¿Dónde están los altos montes y altísimas cordilleras de nieves perpetuas que rodeaban a la capital atlante?.

 ¿Porqué sigue el mito-timo de la Atlántida en estos tiempos?¿a quién le interesa que siga esta leyenda?.

 ¿Es que no lo veis, amigos mios?, el “oro de la Atlántida” se lo han repartido las editoriales y cuatro aprovechados que siguen adelante con su timo.

 Todos menos Solón, Platón y sus colegas.

 Salud.

JULIUS

NOTIFICACION

Posted in 1 on 22 marzo, 2010 by mysteryland

Hola amigos, solo deciros que hoy por la tarde he de irme de viaje de trabajo a Francia por unos dos o tres dias para una puesta en marcha de equipos por lo cual estaré ‘out’ de linea estos dias.

El trabajo es así… y en casa tenemos el vicio de comer cada dia…

Abrazo y hasta este fin de semana (iré mirando el blog y mensajes en cuanto pueda durante estos dias).

JULIUS

Sobre la Atlántida: ¿se dijo la verdad?

Posted in EXOARQUEOLOGIA, INVESTIGACION with tags , , , on 20 marzo, 2010 by mysteryland

Escritura desconocida en tablilla de arcilla ibérica. ¿De Atlantis?...a saber.

De la historia escrita por Platón en su Timeo y Critias así como en referencias de la misma isla hechas por parte de otros sabios de la Grecia Clásica, mucho se ha dicho, supuesto y afirmado (sin confirmación fehaciente y real, todo sea dicho) a lo largo de los años sin que por el momento, tengamos una sola ‘piedra’ que confirme la existencia de la misma.

 Es triste ver como se ha mitificado la historia de Atlantis a niveles de locura, desde los seguidores de unos atlantes “cuasi-ángeles” hasta unos atlantes constructores de edificios con singulares y “mágicas” propiedades llegando a acusarlos incluso de ser la causa o generatriz de las desapariciones que han habido en el Triángulo de las Bermudas. Es tan curioso como ver que se la relaciona en una guerra contra otro continente misterioso llamado Mú o Lemuria, continente este que en realidad se refiere a la tierra emergida antes del Diluvio (o de esa guerra con Atlantis) situada en la zona del Pacífico y de la que nada sabemos tampoco.

 Pero ni de una ni de otra tenemos pruebas reales de su existencia a excepción de los escritos platónicos y alguna que otra borrosa referencia de otros escritores clásicos.

 Muchos han sido los invenstigadores –y siguen muchos aún-  dedicados a la búsqueda de esa isla-continente basando esa en los escritos griegos antes indicados. Los unos la sitúan en los Andes (Bolivia), otros en Marruecos, los menos en el estrecho de Gibraltar y alguno que otro hasta en Andorra… pero ¿qué tenemos de esas investigaciones?: NADA. Solo algunos restos que para nuestra desgracia, están o bien enterrados o bien sumergidos a importantes profundidades y que para su rescate se requiere de importantes sumas de dinero… y ya sabemos lo que ello significa: POCO INTERES CUANDO DEL BOLSILLO SE REQUIERE.

 Y digo yo, después de bastantes años analizando el tema e investigando personalmente desde mi humilde interés y bolsillo si el hecho de no haberse encontrado aún no se debe realmente, a que se busca en el sitio equivocado o se han malinterpretado los textos que de ella hablan. Es posible que Platón –que fue el primeero y único en hablar de ella- cambiase la localización por seguridad propia o bien,  para que nadie pudiese intentar expoliar los posibles restos. Imaginaros que dice la posición exacta de esa isla; si ya sin tener certeza alguna la gente que la busca lo hace por un interés pecuniario, ¿qué no habría pasado si se hubiera dicho la localización exacta?. El expolio estaba garantizado. Y es por eso que tal vez Platón,  no diera la exacta localización –o no se la dieran a él- pensando que  futuras generaciones estarían más preparadas que aquellas antiguas y fueran merecedoras de los tesoros atlantes, tanto a nivel de ‘metales y peidras preciosas’ como de la posible alta tecnología que pudiera hallarse en esos restos digamos ‘míticos’.

 Así que,  si sus intereses eran tan elevados para con la historia antigua y lo que en ella podía encontrarse, es muy posible que a Solón (tio de Platón que recibió la historia de viva voz de un sacerdote egipcio) no le dijeran la real posición de Atlants, por lo cual las investigaciones llevadas a cabo hasta ahora están siguiendo una pista falsa.

 ¿Porqué hay ese interés y seguridad en que Platón ‘dijo toda la verdad’?, ¿Cómo podemos saber que no le mintieron como hicieron esos egipcios con Herodoto al respecto de las pirámides?.

Pués ni lo sabemos, ni podremos saberlo hasta que no se encuentren más datos en forma de textos antiguos, restos relacionables con una teconología superior o en forma de restos que consideramos de otra época y que en realidad son ‘revistas’ en la forma que sea, que nos explican la historia atlante y lo que le ocurrió.

 Porque, la verdad sea dicha, eso de que la Atlántida se enfrentó a ” leche limpia”  con una confederación de paises liderada por los griegos… como que nones. No hay rastro alguno de esa confrontación en ningún texto, y además, si tan poderosos y tan avanzados tecnológicamente eran los atlantes… habrían vencido sin lugar a dudas a cualquier confederación por muy comandada por los griegos que fuera.

 Tenemos restos arqueológicos que nos hablan de una civilización superior y que fueron maestros de culturas tales como mayas, aztecas, incas, egipcios, sumerios, etc., pero ninguna de ellas nos habla de la existencia de la Atlántida a excepción de la egipcia y esta, lo hizo solo al tio de Platón y a nadie más y en ninguna parte más hay escrito egipcio alguno sobre el tema.

 ¿No será que Atlantis puede ser otra cosa muy distinta y localizada en otra parte más cercana de lo que nos suponemos y han dicho?, porque se me ocurre que, si le escondieron a Solón la real localización de la Atlántida, es posible que fuera accesible para las gentes de esa época griega, de lo contrario si fuera inaccesible no les habría importado decir la situación real por ser esa, no alcanzable para la técnica de transporte de esa época, ¿no creeis?.

 Tal vez le estamos dando vueltas a un sueño y es posible que, persiguiendo este sueño descubramos otras civilizaciones que nada o poco tienen que ver con la tan renombrada Atlántida.

 Porque bien podría ser que Atlantis fuera en realidad el conjunto total de la Tierra… ¿no?, y los atlantes fueran en realidad una antigua civilización 100% terrestre que tal vez tuvo contactos con otros pueblos estelares, de los cuales aprendieron y quizá, se enfrentaron perdiendo Atlantis ese conflicto.

 A saber.

 Saludos.

JULIUS

Cuestiones “egipcias”…para contestar (sin inventos)

Posted in EXOARQUEOLOGIA, INVESTIGACION, MENTIRAS with tags , on 19 marzo, 2010 by mysteryland

No me imagino al Faraón enseñandole el culo al de atrás... al entrar

Según este grabado siguiente perteneciente a un fresco egipcio, los faraones hacían arrastrar sus ‘colosos’ por medio de:

1.- Un trineo al cual parece ser, embadurnaban con aceite para que patinase mejor.
2.- Ese trineo parece ser iba por encima de una calzada de troncos de madera.
3.- En este fresco, 167 tipos arrastran la estatua del faraón, de 60 toneladas de peso.

Entonces pienso lo siguiente:

1.- ¿Cuántos kilómetros tuvieron que arrastrar esa estatua?¿ya hubo suficiente aceite?¿y de donde sacaron los troncos ‘a mogollón’ para hacer una calzada de vete a saber cuantos kilómetros?, tal vez iban sacando rodillos de atrás y los iban poniendo delante…a huevo, claro. ¿Y cuanto podían pesar esos trocos individualmente?, lo digo porque para soportar tanto peso, debían ser muy robustos y por tanto pesar un montón…¿o no?.

2.- 60 toneladas de arrastre a 167 tipos, sale la cuenta de…359 kilos de arrastre por cada uno… ¿359 kilos para cada tipo?….¿qué comían esos esclavos?… eso es IMPOSIBLE. Y que no me vengan con el cuento de la inercia porque antes, debes mover esa estatua y darle una velocidad…y todos al mismo tiempo, faltaría más.

Más preguntas:

Dicen que las pirámides estaban grabadas con jeroglíficos (no dicen si eran o no egipcios, ni Herodoto) y además, pintadas de color rojo o anaranjado (depende del que lo diga y la versión a la que se remita). Pués bien:

1.- Siendo la superficie a pintar de 70.000 metros cuadrados, a una capa de pintura, basada principalmente en la hematita (óxido de hierro) como pigmento natural, más la resina de ligante, más un disolvente (a saber cual…) como diluyente y secante, más una carga mineral para que cubra bien la pintura (pongamos carbonato cálcico que es lo normal y natural), me sale una pintura de densidad 1’4 lo cual puede dar una cubrición de 1 kg de pintura por 5 metros cuadrados, por lo tanto:

70.000 mts2 / 5 mts2 = 14 toneladas de pintura, por mano y pirámide de Keops…

¿Alguien sabe cuanto cuesta fabricar esa cantidad POR MANO de pintura en esos tiempos?, pués lo digo:

1.- Han de moler el pigmento, en este caso hematite con una dureza de 5 a 6 en la escala de Mohs (el cuarzo tiene dureza 7 en la misma escala…). Ese pigmento han de dejarlo a un tamaño de menos de 100 micras si quieren que ‘pinte y cubra bien’, de lo contrario sería un revoque y necesitarían mucha más cantidad de hematites.

2.- Hacer lo mismo con el carbonato cálcico (es más fácil popr ser más blando).

3.- Obtener la cantidad de resina suficiente para que ligue la pintura (el aceite que nos dicen debería ser emulsionado… para poca cantidad vale, pero para 14 toneladas como que nones, se pongan los subvencionistas como se pongan). ¿De donde sacaron tanta resina?, se requiere una cantidad de 1 a 1 con el pigmento y la carga (carbonato cálcico) para obtener una pintura ‘decentilla’ como mínimo.

4.- Una vez tuvieran todo listo, hay que mezclarlo…pero un palo no sirve para nada ya que la viscosidad de la mezcla es muy, muy elevada y no conseguirían nada de nada. Solo grumos y pelotas de pigmento sin humedecer. Por lo tanto… debían tener algún equipo para la mezcla o el faraón les cortaba las pilas si le pintan la pirámide con porquería…

Y ahora imaginemos que ya tienen la pintura hecha…¿conqué pintaron tamaña superficie?, recordemos que no tenían rodillos… y tal vez si que tenían brochas. Pero ¿Cómo llegar a pintar desde arriba hacia abajo?, porque ese era el orden de cómo deberían pintar si no querían tener chorretones en las partes antes pintadas (la gravedad hace estragos, oiga). ¿Qué pedao de andamios tenían?¿como los colocaron si no tenían poleas para ello?, y no pueden pintar las piedras ANTES de colocarse porque con la manipulación de las mismas para ponerlas… jorobaban el trabajo de pintura con el consiguiente cabreo del faraón de turno… por lo tanto, debían pintarse DESPUES de ser colocadas las piedras y además, que el tono de la pintura no cambiase nada o el trabajo quedaba hecho unos zorros.

Lo que no saben estos subvencionistas de tres al cuarto, es que la pintura roja es la que antes se degrada por el Sol, cambiando la tonalidad de forma extremadamente rápida. Para que sepais de que va el tema de los rojos (con los azules para algo muy similar) y como se degrada por la luz solar (los infrarrojos y ultravioletas lo degradan), teneis que saber que la firma Ferrari tiene patentada la fórmula de la pintura roja de sus coches, la cual resiste durante años, las inclemencias de la luz solar… y lo sé por experiencia propia.

5.- Con respecto a las cuerdas o sogas, se sabe que las mismas estaban hechas de fibra de juncos, pero….¿qué rsistencia a la tracción podían tener para mover piedras y estatuas de muchas toneladas de peso?, ahora se requieren de cables de acero especial con varias almas o núcleos para evitar sus roturas… ¿con cuerdas de juncos movían toneladas?¿de qué grosor eran?, porque para ello el diámetro debía ser de más de un brazo de ancho…y si fuera así, ¿Cómo podían manejarlas de forma más o menos fácil?¿alguno de vosotros se atreve a manejar una soga de amarre de barco?¿habeis visto el diámetro que tienen?, es imposible el poder manejar esas cuerdas de la forma que se requería para arrastrar y controlar la carga que debían llevar.

De nuevo, los subvencionistas… deben callar porque no tienen una respuesta lógico ni real.

6.- Dicen que cortaban los bloques con sierras de cobre y dientes embebidos con trozos de cuarzo….

¿Me dice alguien como podian ponerse para cortar los bloques los dos o cuatro egipcios entre los ‘canales’ que se ven entre bloque y bloque de esta supuesta cantera de las pirámides?¿como caben dentro y si caben, como se mueven los brazos para manejar la sierra esa?.

Estas son preguntas ‘a lo egipcio’ para que los enteraos de levantapiedras y sacamuertos subvencionados, me lo contesten SI INVENTARSE MAS MENTIRAS.

Salud.
JULIUS